Grupo de Oración, Devoción a la Divina Misericordia

Inicio / Noticias / Grupo de Oración, Devoción a la Divina Misericordia

Publicado por
Ma Angélica Gallardo, Directora de Pastoral.

A toda la querida comunidad del Instituto de Humanidades de Concepción,

Con un profundo cariño fraternal queremos invitar a todas las familias del colegio los días sábado, cada 15 días, durante 1 hora, esto es entre las 10:30 hrs. y las 11:30 hrs. , a rezar con devoción la Coronilla de la Divina Misericordia y El Santo Rosario, por todas las personas que están enfermas, que sufren y que necesitan de la oración para la sanación del cuerpo y del alma, que sufren en silencio y soledad en los más diversos lugares del mundo.

Este grupo de oración nace en la casa de una muy querida amiga, la Sra. Lilian Villagrán, en el año 2015, quien padece un tumor cerebral. Sus hijos y su esposo comienzan a orar por la salud de su madre y esposa y prontamente nos sumamos otros apoderados y amigos de la familia.

Al año siguiente, 2016, el grupo traslada hasta las dependencias de la capilla del colegio esta actividad de oración, la cual se ha prolongado hasta el día de hoy, llegando a tener 15 personas.

Hay personas que se han incorporado hace poco más de dos años, y su testimonio es el siguiente:

“Hace más de dos años me incorporé al grupo de oración, pues sentía que faltaba en el colegio una instancia de esta naturaleza, experiencia que ha pasado a ser un apostolado para todas las personas que allí asistimos a rezar por nuestros hermanos que solicitan oración. Ha sido hermoso y renovador entregarle un tiempo a Jesús y María en una época en que se vive como un torbellino, llenos de actividades, y ver como la Divinidad se manifiesta con tanta generosidad para con todos nosotros. Así también, se han ido creando importantes lazos de amistad entre todos sus integrantes, transformándose en una comunidad de amor y de servicio.”

Para otras mamás el testimonio es el siguiente:

“En lo personal ha sido muy esperado este encuentro de oración quincenal. En momentos muy difíciles he encontrado la tranquilidad para tener momentos de reflexión y de compañía. Es tan inspirador y esperanzador orar por el otro que nos fortalece como personas y nos da un momento para estar con el Cristo que sufre “

“Para mí todo empezó en el año 2015 cuando se me invita a rezar por la salud de una alumna de nuestro curso que estaba muy delicadita de salud. Aquí fue la acción del Espíritu Santo que sin lugar a dudas actuó en mí y sigue actuando en toda la comunidad orante hasta el día de hoy. Para mí nada es casual. Ha sido una gran bendición participar, es un tiempo de paz y de encuentro con nuestro Padre y nuestra Madre María Celestial. Ha sido un momento sagrado donde nuestra fe ha ido creciendo”

Queda entonces abierta la invitación para quien quiera incorporarse a este grupo de oración. Les esperamos y estén atentos a la calendarización de esta actividad.

Un abrazo fraterno en Cristo Jesús, el Mesías, el hijo de Dios.