+56 (41) 26 20 660 | +56 (41) 26 20 662 contacto@ihcass.cl

Publicado por
Francisco Aravena, Profesor de Religión

Con Gran alegría celebramos la tercera misa comunitaria, presidida por nuestro asesor y ex estudiante Pbro. Mauricio Aguayo, como todo tercer sábado de cada mes, nos reunimos en torno a la Santa Eucaristía, en esta oportunidad conmemoramos la fiesta de pentecostés, fiesta en la que recibimos el Espíritu Santo.

En su homilía, el Padre Mauricio recalcó la importancia de la misión, especialmente de los jóvenes de nuestra comunidad, estamos llamados a ser evangelizadores enviados por el Señor y movidos por el Espíritu. «Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo» Juan (20,19-23)

 La fiesta de Pentecostés es uno de los Domingos más importantes del año, después de la Pascua (resurrección de Cristo).  Debido a su importancia, esta fiesta fue llamada por el pueblo segunda Pascua, en la liturgia actual de la Iglesia, si bien la mantiene como máxima solemnidad después de la festividad de Pascua, no pretende hacer un paralelo entre ambas, muy por el contrario, busca formar una unidad en donde se destaque Pentecostés como la conclusión de la cincuentena pascual.

El Espíritu Santo es Dios, es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia nos enseña que el Espíritu Santo es el amor que existe entre el Padre y el Hijo. Este amor es tan grande y perfecto que forma una tercera persona. Precisamente en la fiesta de pentecostés celebramos la venida de la tercera persona de la trinidad.